Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

María y la picadura de mosquito

» » María y la picadura de mosquito

María era una niña pequeña muy vivaracha y que se llevaba fenomenal con toda la gente del pueblo. Lo cierto es que se trataba de un pueblo bastante pequeño por lo que apenas había niños, y María era una de las que más destacaba de entre todos.

El caso es que fue pasando el tiempo y María siempre iba correteando para arriba y para abajo por las calles, saludando a todos los vecinos y entreteniéndose por el campo con los pájaros y con cualquier bicho que encontraba.

Un día, María salió para hacer su paseo habitual pero sus padres se empezaron a preocupar porque empezaba a anochecer y todavía María no había llegado. Fue por ello que decidieron salir en su búsqueda. Finalmente consiguieron encontrarla en una zona del bosque, pero la pequeña no hablaba, como si hubiese recibido un susto.

Enseguida se dirigieron de nuevo a casa y pudieron ver en su brazo varias picaduras de lo que parecía ser un mosquito. En principio no le dieron importancia y pensaron que simplemente se asustó por haberse perdido, pero que al día siguiente estaría mejor.

El caso es que pasaron las 12 de la noche y toda la familia se había acostado, toda la familia menos María, cuyos ojos brillaban en la oscuridad pero todavía nadie lo sabía. Se levantó de su cama y con el rostro inexpresivo entró en la habitación de sus padres en la que sería su última noche. Poco a poco y día tras día, fue visitando la casa de cada uno de sus vecinos hasta que los pocos que quedaron en el pueblo decidieron abandonarlo.