Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La maldición de Carmen Winstead

» » La maldición de Carmen Winstead

Hoy vamos a contar una leyenda urbana que apenas cuenta con unos cinco años de antigüedad. Se trata de la maldición de Carmen Winstead. Esta historia se acabó extendiendo gracias al envío masivo de mensajes en cadena, donde se decía que en caso de no ser reenviada, Carmen aparecería.

La historia comienza con la salida de varias chicas del colegio durante un simulacro de incendio. El caso es que un grupo de amigas decidieron gastar una broma a otra chica que consistía en meterla en una alcantarilla, para que cuando llamase la profesora, decir dónde se encontraba y burlarse de ella.

El caso es que para introducirla en la alcantarilla le dieron un empujón y se dirigieron todas al lugar en el que se encontraba la profesora, esperando el momento de que ésta dijese su nombre y hacer público el lugar en el que se encontraba.

El caso es que al nombrar a Carmen Winstead, las chicas dijeron el lugar, pero al llegar pudieron ver que la mala suerte había hecho que Carmen se partiese el cuello al caer.

Cuando las pequeñas fueron interrogadas alegaron que se trató de un mero accidente, pero a los pocos meses del suceso, todos los compañeros comenzaron a recibir correos en los que ponía “La empujaron”. Al principio todos pensaron que se trataba de una broma, pero a los pocos días, todas y cada una de las chicas implicadas fueron muriendo de la misma forma que Carmen, cayendo por la alcantarilla y rompiéndose el cuello.