Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

La fantástica comida de Pedro

» » La fantástica comida de Pedro

Pedro era un hombre de algo más de 60 años que había vivido toda su vida en medio del bosque, más concretamente a una hora del pueblo yendo con su viejo camión.

Todos los meses hacía un viaje rápido para conseguir vender algunos frutos y carne para conseguir dinero para otros productos como gas, gasoil, herramientas, mantas, etc. Cuando llegaba con el cargamento, tardaba poco en venderlo todo, ya que la gente lo apreciaba mucho, y lo que traía siempre tenía un sabor muy especial.

Este mes la gente seguía impaciente porque era raro que Pedro se retrasase tanto. A primeros de mes siempre estaba puntual en la plaza del  pueblo con todo preparado, pero nadie sabía qué es lo que podía haber pasado.

Cuando ya pasaron un par de semanas, algunos habitantes decidieron ir a la casa de Pedro para ver si necesitaba algo, se encontraba mal, o cuál era la razón de su retraso.

Al llegar fueron viendo todas las herramientas de Pedro con las que labraba el campo, sus utensilios, nada en particular. Al entrar a la casa encontraron el cadáver de Pedro tendido en el suelo por lo que llamaron a la policía.

Cuando los agentes llegaron, se dispusieron a investigar toda la casa en busca de pruebas por si podía tratarse de un asesinato, ya que todo estaba revuelto y parecía que alguien había estado dentro.

Pero no sabían lo que se iban a encontrar en el viejo granero. Al entrar, un olor nauseabundo y una pila de torsos apilados y agusanados fue lo primero que vieron. Al acercarse, pudieron comprobar que se trataba de restos humanos.

Es por ello que la carne de Pedro tenía ese sabor tan especial…