Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

Juan sin miedo

» » Juan sin miedo

Había una vez un niño que se llamaba Juan. Juan era el más pequeño de dos hermanos, todos ellos vivían en una casa situada en un pueblo de Andalucía, España. Como su madre había fallecido hace tiempo, Juan había tenido una infancia complicada, ya que además todo el mundo pensaba que Juan, al ser el menor de los hermanos y al haberse criado prácticamente sólo, era un chico con algún tipo de retraso mental.

Sin embargo, Juan, pese a ser un chico tímido era un chico despierto e inteligente que tenía muchas dudas e inquietudes sobre la vida y sobre el mundo que le rodeaba.

Un día, cuando el hermano mayor se había hecho un gran corte en la mano jugando con una madera vieja, el padre le dijo a Juan “Juan, no vayas a mirar la mano de tu hermano pues podría darte mucho miedo ver tanta sangre”. La cara de Juan se transformó por completo, porque escuchó por primera vez esa palabra, fué entonces cuando Juan, intrigado le contestó: Pero ¿Papá, que es el miedo? No tengo la menor idea de lo que es el miedo.

Su padre, sorprendido por la pregunta, intentó explicarle que significaba la palabra “miedo”, pero como Juan nunca había tenido esa sensación, nunca pudo entenderlo. Finalmente, cuando el padre se cansó de explicarle lo que es el miedo sin conseguir que lo entendiera, y como no le prestaba mucha atención, le dijo “No sabes lo que es el miedo, pues sal a la calle a buscarlo”.

Juan se fue de casa, y aunque se encontrarse con una bruja que se lo quiso comer de la manera mas cruel posible, un oso salvaje que vivía en un bosque cercano cuyas fauces podía intimidar al mas valiente de los soldados y enredarse con serpientes con venenos mortales, Juan nunca tendría miedo.   Información: Este cuento de terror es una adaptación de un cuento de los hermanos Grimm