Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada, consideramos que usted acepta su uso al navegar por el sitio. Información
envia

El espectro de la novia difunta

» » El espectro de la novia difunta

Había una vez una pareja inmensamente feliz que querían casarse y tener descendencia. Emilia y Marco, llevaban más de 5 años de novios y se dirigían en su coche, hacia una reunión de amigos que tendría lugar en un pueblo cercano, a poco más de 50 kilómetros de distancia.

Era una noche de invierno, apenas había visibilidad en la carretera y un camión se acercaba hacia ellos a toda velocidad. Su conductor se había dormido y se avecinaba una tragedia que difícilmente, Emilia, que iba al volante, podría evitar.

Aunque el conductor del camión consiguió abrir los ojos y pegó un fuerte volantazo hacia la carretera, no pudo evitar que el coche en el que iba la pareja de novios, impactase con tremenda fuerza sobre el camión, dejando a Emilia gravemente herida.

Marco, intentó con todas sus fuerzas ayudarla mientras acudía al lugar una ambulancia. De hecho, gracias a sus primeros auxilios, cuando llegó la ambulancia aún se encontraba Emilia viva, pero nada pudieron hacer para mantenerla a sano y salvo. Desde entonces, el joven Marco no es la misma persona y sueña cada noche con su fantástica novia y toda esa vida, que ya no tendrán juntos.

Al año siguiente, decidió mudarse a otro lugar para empezar de nuevo, pero sentía una suave caricia que le abrazaba por las noches. Él, pensaba que era su difunta novia que quería velar por él y protegerlo de cualquier suceso, por lo que estaba ciertamente tranquilo y podía dormir sin casi ningún problema.

Todo cambió cuando Marco conoció a Inés y formaron una pareja feliz. Aquel espíritu que le acompañaba al joven, se volvió agresivo y empezó a tirar cosas por los aires. Él, acudió a un experto en el tema, pidiéndole ayuda para que le liberase de esta carga que le aterraba desde hace poco tiempo. Cuando el experto en fenómenos paranormales Jimmy Momex llegó a la casa, le dio tanto miedo que decidió no entrar, y marcharse de allí cuanto antes. No sin contestarle a un e-mail a Marco, diciéndole que aquello que creía era su difunta novia, era un fantasma que se hacía pasar por ella, pero no era ella.

Pasaron los días y el joven Marco, desapareció en aquella nueva casa en la que habitaba con su nueva novia e hijo. Aunque lo buscaron durante semanas por todos los rincones de la casa, las autoridades no lograron hallarlo por ninguna parte. Sin embargo, extraños ruidos pueden oírse en la tranquilidad de la noche y parecen ser los lamentos de Marco pidiendo que le ayuden a salir de donde está.

Ten cuidado, a veces las presencias no son lo que aparentan ser y podrían dañarte.